LOS BOCATAS DEL DAKARA BI (DONOSTIA)

No me cabe duda de que Donosti es la capital del pintxo por excelencia pero en tema bocadillos nos hemos quedado en la época del bocata llenatripas. Hay que buscar mucho para poder comer algo currado y diferente. Y en ello estamos, vamos a buscar bocatas que merezca la pena recomendar para que acerteis seguro a la hora de elegir un local para una cena informal. Si encontráis algo que merezca la pena visitar escribirnos a través de los distintos canales que tenemos abiertos para vosotros.

Hoy visitamos el DAKARA BI (en la calle 31 de Agosto). Es un local pequeño con gran número de clientes y aún y todo los bocatas y pintxos desfilan con una agilidad sorprendente por lo que no esperamos mucho tiempo hasta que nos atienden. Mientras tanto nos fijamos en una barra de pintxos con buena pinta y variada.

La carta de bocadillos no es muy extensa pero si llamativa. Tenemos desde el clásico bocata de calamares pero con un original toque de bacon y alioli hasta alguno que asusta nada más verlo como el Mendiko con huevos y patatas dentro del pan. Vimos salir la Mega-hamburguesa y es de esas cosas que se te quedan grabadas en la retina, algún día volveré a por ella. Con un precio de 5,90€ el bocadillo entero y 3,70€ el medio ( idea que no en muchos sitios ofrecen y me parece muy acertada) me parece una calidad-precio muy aconsejable.

Nosotros optamos por pedir un Taket y un Dakara para compartir (siempre es una buena idea compartir sobre todo si te gusta probar diferentes cosas). El Taket es un bocadillo que se puede definir como súper jugoso. El pollo a la plancha queda bien acompañado con una cebolla muy bien pochada, unos pimientos verdes bien fritos, queso y mahonesa. Nos encantó su melosidad sobre todo el toque de cebolla que le aportaba un dulzor que hacía muy agradable el bocado.

El Dakara también nos gustó mucho pero esta vez más por su contundencia en los sabores. Es un bocata de jamón planchas con alioli, cebolla pochada, champis y queso. Generalmente se suele tender a pasar demasiado el jamón por la plancha y eso hace que quede demasiado fuerte para mi gusto. En este caso no es así, tiene el punto justo entre crudo y cocinado y junto con el resto de ingredientes crea una mezcla de sabores intensa y equilibrada. Muy muy bueno.

Por sacarle un pero a ambos bocatas el pan estaba demasiado crujiente lo cual no es del todo agradable porque a veces te dañas el paladar. Pero en definitiva nos fuimos con un gran sabor de boca del local en el que además el servicio estuvo muy bien y disfrutamos de unos bocatas riquísimos. Repito, muy aconsejable la visita al pequeño DAKARA BI. Saludos!!


Comentarios